Tips
Leave a comment

LA DULCE TRADICIÓN DEL NIÑO DIOS

Tomado de: https://www.google.com.co/search?q=NINO+DIOS&rlz=1C1RNPN_enCO385&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwiRyO2Bo5jRAhVE7CYKHRYKBF8Q_AUICCgB&biw=1280&bih=705#tbm=isch&q=pesebres+navide%C3%B1os&imgrc=gk7zBpu3ynohhM%3A Diciembre 17 de 2016.

Las tradiciones son aquello que pasa de generación en generación, o lo que entrega una generación a otra a través del tiempo. Algunas fuentes exponen y mencionan que la palabra tradición es como el traspaso de una serie de doctrinas, costumbres, noticias, ritos, entre muchos otros eventos. Y estas son transferidas de una generación a otra, dentro de una familia, una comunidad o una nación, y, pueden mantenerse como un legado con el paso del tiempo, ya que de estas se realiza una práctica continua.

En la temporada de Navidad como es costumbre, las familias se llenan de alegría porque una vez más nace el niño Dios, personaje religioso que para los creyentes es el símbolo de la salvación del mundo.

Cabe mencionar también que los niños lo ven como ese travieso chiquitín que de manera muy ágil y cuidadosa llega a cada una de sus habitaciones a dejar muchos regalos o sencillamente ese regalo que le pidieron mediante una carta, que en ocasiones es entregada a sus padres o se tiene como tradición dejarla en la iglesia, en el árbol de Navidad, en la chimenea o en el pesebre que cada quien realiza en el hogar para simbolizar el nacimiento del niño Dios.

ALGUNOS DE LOS DESEOS EN LAS CARTAS SON…

Por estos días hacen parte de las peticiones de pequeños y de algunos grandes, juguetes de todos los tamaños, colores, formas y funciones. De igual manera, el dinero y los viajes no se quedan por fuera de esa hoja que a veces parece la lista del mercado del mes que hacen los padres.

Algunos de esos regalos que con ansia esperan los menores no son difíciles de cumplir, pues su costo no altera el presupuesto que el niño Dios tiene para esta época de fiestas. Sin embargo, en ocasiones hay unos menos considerados que piden productos que equivalen sumas exorbitantes frente a las que el pequeño niño Dios debe hacerse el de ‘la vista gorda’, pues no hay para tanto o sencillamente no se considera de extrema necesidad el comprar juguetes o cosas de tan alto costo.

CONDICIONES

Aunque no tener eso que se pidió genera pataleta, berrinche y una que otra expresión subida de tono, lo cierto es que no se puede ser desconsiderado y pedir más de la cuenta.

Si bien los regalos materiales son satisfactorios, los buenos deseos son más gratificantes y perdurables. Y por qué no hacer peticiones al niño Dios de algunas cosas que reconforten a nuestra sociedad y a nuestras familias, tales como por ejemplo:

  • La liberación de los secuestrados.
  • El mejoramiento del estado de salud de su familia y de los demás enfermos que están en las clínicas y hospitales.
  • La paz para el mundo.
  • El fin de las tragedias ocasionadas por el invierno.
  • La erradicación de la mentira, el odio y la envidia.
  • Trabajo para los desempleados.
  • Techo para los damnificados y desplazados.
  • Oportunidades de educación para los niños.
  • Sensibilización para los que están en la cárcel.
    Unión familiar.
  • La disminución de la pobreza para las personas que cuentan con bajos recursos.

Recordemos que no siempre lo material nos colma de infinita alegría, algunas veces tiene mucho mas valor y satisfacción el ver a otros en optimas condiciones. Y en esta Navidad usted ¿qué le pediría al niño Dios?


LISTA


No se les olvide hacer una buena lista de peticiones y por qué no pedir lo que a ustedes mas les guste.

 

Leave a Reply